jueves, 26 de enero de 2017

Despilfarro.

No me sorprendería nada que la caída en desgracia del pueblo de Israel en su estancia en Egipto se debiera al testimonio de un intérprete.

Justamente el intérprete del diálogo que sostuvieron José y sus hermanos.

Sin duda se tuvo que dar cuenta de todo el "pastel". De cómo, José, alto funcionario, pero de origen extranjero, en un momento prevaricó abiertamente ya que acusó falsamente a sus hermanos de ser espías, entregó trigo público a su familia gratis, ya que subrepticiamente les devolvió el dinero, hizo encarcelar injustamente a una familia extranjera por tres días, utilizó recursos y personal de la administración pública egipcia para un asunto personal.

Cuando este funcionario contara a sus colegas el suceso a sus colegas culminaría el vaso de la paciencia de todos los egipcios que habían visto cómo el hebreo advenedizo había prosperado en el escalafón, y lo que sin duda desató la ira del intérprete fue ver que después de sus esfuerzos y trabajos para traducir fielmente la conversación entre José y sus hermanos, todos ellos podían haber hablado en hebreo sin su concurso. Despilfarro de los recursos del Estado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada